Este ajetreo diario que llevamos, impuesto por una sociedad instalada en el consumo, no nos da oportunidad para pensar libremente y nos insuflan, subrepticiamente, un paradigma de persona de éxito que tiene que ver con unos interés en los que la conciencia tiene un papel muy escaso.

        Podemos controlar lo que depende de nosotros, pero no lo que depende de lo exterior, y cuando un agente externo nos sacude, nos ponemos a mirar a todos lados a ver qué ha pasado. 

        Entonces ese paradigma se nos va al traste y no vamos al rincón de pensar.

        Tras la Pandemia, en la que fundamentalmente predominó el escaso ruido en la ciudad, nos proporcionó un tiempo para la reflexión en la que tomamos conciencia de nuestra realidad.

        Esta serie quiere mostrar esa transición, entre el confinamiento domiciliario y la apertura total, a través de imágenes que representan lugares, espacios, en los que se nos concedió esa oportunidad para la reflexión.

        En resumen, es una invitación a la necesidad de seguir buscando esos momentos de introspección que nos ayudan a crecer como personas.

© Jaime Partida - 2022   

(Todos los derechos reservados )